domingo, 20 de junio de 2010

Mis señoras- "La viuda"

¡Hola de nuevo!
Perdonad que hace tiempo que no publico nada, pero es que he estado bastante ocupada.
Os cuento: el viernes nos dijo mi jefe que si queríamos quedarnos a trabajar de 2 a 5 de la tarde el sábado (es decir, el "descanso del medio día"), que nos invitaría a comer y que saldríamos antes. Yo pensé: "Genial, si salimos antes puedo llegar al bautizo de mi primo." Así que tanto yo como mis dos compañeras aceptamos.
Ayer trabajé de 10 a 20.30. No salimos antes. De hecho salimos 10 minutos más tarde de lo normal. Y sí, bueno, mi jefe nos invitó a comer.
Tuve que llegar corriendo a la cena del bautizo, apenas legué al plato principal.
Así que ahora me estoy cagando en la madre que parió a mi jefe.

Y me he estado acordando de la señora que más por culo me dió, por lo que hoy os traigo un nuevo capítulo de "Mis señoras".

Era un día caluroso (uno de esos pocos días calurosos de esta primavera). Cuando subo del almacén después de haber colocado unos pares en su sitio, me encuentro bastante movimiento en la tienda. Me dice mi jefe:

Jefe (J): Atiende a esta señora.

Detrás suya había una señora de unos sesenta y cinco años. Al preguntarle que en qué le podía ayudar me dice que había visto unos zapatos en el escaparate y que se los quería probar. Salgo con ella para que me los enseñara. Y me enseña unos zapatos (preciosos) de vestir, negros. Cuando le subo su número me dice que no, que no los quiere.

Teté (T): Pero señora, si este he sido el que me ha dicho del escaparate.
Señora (S): No, este no ha sido, ha sido otro.
T: ¿Me lo puede volver a enseñar?

Y salimos de nuevo al escaparate y me enseña esta vez unos zapatos de serpiente.

T: ¿Cuál de los modelos?
S: No sé, enséñame todos.

Así que le subo todos los de esa colección que tenía en su número. Hay que destacar que esos zapatos son los únicos que tenemos de boa natural. Cuando se los subo, empieza a mirarlos y me pregunta:

S: Pero estos ¿de qué color son?
T: Son de serpiente, señora, no tiene ningún color en especial, color serpiente.
S: Es que soy viuda y sólo puedo llevar zapatos negros o grises. ¿No tenías al lado de estos unos que eran grises?

Coño, si eres viuda, ¿por qué cojones me pides zapatos de serpiente? Por cierto, los zapatos que había al lado de estos eran de serpiente gris. Se los saco.

S: ¿Pero esto es gris?
T: Sí, señora es gris.
S: Es que tu compañero (señala a mi jefe) me ha dicho que es taupe.
T: Sí, el taupe es un tono de gris.
S: Pero no es gris.

Ese fue otro momento en el que me cagué en la madre de mi jefe. ¿Por qué cojones tuvo que abrir la boca y decir que es taupe?

S: Bueno, ¿y no tienes otros que sean de serpiente gris?
T: Sí, pero son más de diario y son combinados de serpiente gris con ópera (piel lisa un poco perlada) blanca. Y también los tengo en serpiente negra con blanco. (Lo dije porque como era viuda...)
S: No, si a mi que sean de diario me da igual, si yo no soy muy exigente.

¡Coño, que no era exigente! Ya le había sacado 16 pares de zapatos y todavía no se había probado ni uno. Bueno, le saco los gris con blanco y los negros con blanco. Cuando se los prueba le están perfectos. Hasta que a la muy se le ocurre cogerlos con la mano.

S: Pero esto no es blanco.

Juro que en ese momento fue un verdadero milagro que no me pusiera a llorar.

T: Señora, claro que es blanco.

Y hasta se metió otra señora que estaba atendiendo mi compañera:

Señora nº2: Pues yo lo veo blanco...
S: Pero es que mira. (Pone el zapato al lado de la caja, que era blanca, comparando el color). La caja es más blanca que el zapato. ¡Esto es beige!

Resultado de haber estado atendiendo a la señora durante dos horas (y no exagero T.T): no se llevó nada. Nada.
Y luego tiene el descaro de decir mi jefe:

J: Hombre, entiéndala (sí, me llama de usted) es que está viuda y como su marido ya no la aguanta, tiene que venir a darle el coñazo.
Compañera (C): Sí, el marido se murió para no aguantarla.

¡¿Y por qué a mi?! T^T

4 comentarios:

José M dijo...

pobre xD a ti tus experiencias en la tienda te dan para escribir un libro ... ains paciencia muuuuuuuchaaaaaaaa pacienciaaaaaa el trato de cara al público lamentablemente es así :-(

Gabriel Cruz dijo...

Horror, que hay tías y tíos así, que le fastidian a uno por horas para luego desaparecer muy dignos ellos, bien lo haz dicho ¡¿y porqué a mi?!...
Y sorry por el comentario, pero como dijo homero simpson "es divertido porque no me pasa a mi" :P

Adrian_William dijo...

Ya hable contigo por msn, yo tambien se lo que es trabajar de cara a la gente, aunque yo tengo algo de ventaja porque al ser de informatica suele ser gente mas joven que no son tan pesados y la gente que viene con ganas de molestar pues le dices cualquier cosa tecnica y ya no pueden decirte nada XD... en fin... lo del libro no es tan mala idea XD te forras seguro :)

Teté dijo...

Jose M: Si, hijo, si, sobre todo mucha paciencia u.u Y para escribir un libro no me da, pero para contarlo aqui si XD

Gabriel: Jajaja, no te preocupes por el comentario, si por eso precisamente lo cuento: para que os riais y para poder reirme yo tambien. Amen de que me desahogo.

Adrian: Yo no las puedo echar tan facilmente cuando se ponen pesadas. Sobre todo teniendo al jefe encima ahora que mi encargada se nos ha ido a otra tienda u.u Pero bueno, a aguantar.