miércoles, 18 de agosto de 2010

¡Qué fail!

Hoy os traigo una anécdota. Bueno, todavía no se puede calificar de anécdota ya que me ha ocurrido esta mañana.

En fin, el caso es que voy a la academia para recuperar una asignatura. Y como siempre que salgo de sitios tipo cine, exámenes y demás establecimientos de ocio (je, je), me salgo meando.

Pues salía yo meándome viva de la academia y voy directa cual flecha a los servicios. Son unos servicios normales y corrientes con tres o cuatro cabinas con retretes. Cuando llego a los servicios están vacios. Me pongo a lo mío, y bueno, entre el alivio, el calor y después de dos horas de clase de bioestadística (sí, eso existe), me pongo a cantar la cancioncilla de entrada de “Pinky y Cerebro”, que para los que no la conozcáis es esta:


Juro de verdad que no tardé tanto en desahogarme. Pero cuando salí de mi cabinita cantando la dichosa canción no solo estaban todos los baños ocupados sino que había una cola de la hostia de por los menos diez tías.

No, si lo que no me pase a mí U.U

7 comentarios:

José M dijo...

jajaja que bueno ... aunque conociendo "algo" a las chicas no te preocupes, seguro que iban todas a acompañar a alguna xDDDD

Humor sobre nada dijo...

jaja y la cantaste con la introduccion de pinky?? ( y qué vamos a hacer ésta noche cerebro?)

jajaja


saludos!

Teté dijo...

Jose M: Pero me oyeron igual!!!

Humor: no, de hecho cante una version de la cancion con los nombres de mis jerbos... "Son Pinky y Manchitas, son Pinky y Manchitas..." XD

José M dijo...

anda!!! si yo creía que lo decías porque estaban todas esperando a que terminases de cantar y salieras para poder entrar xDDDD

Teté dijo...

Jajaja ¡¡¡¡No!!!! XD
El problema principal era que me oyeran cantar XD

José M dijo...

buah eso no tiene importancia jajaja

Gabriel Cruz dijo...

jejejeje no me imagino las caras de las minas al verte salir taradeando esta pieza, aunque bueno, las chavalas deberían tomarse la vida más ligera :D