domingo, 1 de enero de 2012

Mi viaje a Alemania


¡Hola a todos! ¡Feliz año!

Hace un par de semanas hice un miniviaje a Alemania. Fuimos la familia de mi novio y yo a visitar a la hermana de mi novio (así me doy cuenta de que suena muy complicado) que está estudiando ahí de Orgasmus Erasmus, y también para aprovechar que estaba el mercadillo navideño de la ciudad (Heidelberg).

Así que pallá que nos fuimos.


La ciudad es preciosa, pero hacía un frio horrible, pero nada que no se pueda solucionar abrigándose bien. No, en serio, hacia un frio horrible.

Yo pasando frio.

El mercadillo navideño ocupaba toda la calle principal, y tenían unas cosas muy chulas, navideñas de verdad, y no como esas cosas que ponen en la Plaza Mayor (de Madrid), que son solo belenes.


¡Y mucha comida!

¡Salchichas!

También fuimos a ver el castillo medieval de Heidelberg, conocido por tener el barril de vino más grande de Europa. Del barril no hay fotos porque ocupaba una habitación entera y no cabía en las fotos. Pero deciros que contiene 200.000 litros y que ¡encima tenía una pista de baile!




Esta es una foto de la maqueta del castillo en sus buenos tiempos. Ahora ya no está así porque ha sido destruido tres veces (dos invasiones y un rayo malcaído).

¡Parece Hogwarts!

Yo iba a Alemania con ganas de comprar chocolates (mmm…) y me he traído kilos y kilos para todo el mundo (he de decir que no todo el chocolate que he traído estaba rico).
Y había una tienda de cosas de Navidad que estaba abierta todo el año. Tenían un árbol de Navidad de dos pisos de altura. Qué decir tiene que fue mi tienda favorita, con lo que a mí me gusta la Navidad. 
También había muchos Bancos Santander:


También creíamos que al llegar a Alemania iba a venir la Merkel a ofrecernos trabajo, ya que somos jóvenes universitarios, pero al final no la vimos. Pensábamos que venía cuando, estando comiendo en una cafetería en la estación de tren de la ciudad, empezaron a venir un montón de policías como los de “Rex, un policía diferente”, poniéndose chalecos antibalas y todo. “¡Pues claro! Viene la Merkel en tren para vernos, y estos son los policías que la protegen…”. Pero nos llevamos un chasco… solo era que iba a haber una manifestación.


Cosas que me sorprendieron de Heidelberg: la gente ahí no tiene perros. No es que no tengan perros, pero lo comparamos con los perros que se ven por Madrid, y apenas hay. Creo que en los tres días que estuvimos solo vi dos perros. Y ahí todo el mundo va en bici.


Y ese ha sido mi viaje resumido, muy navideño, aunque fue antes de la Navidad.
Y vosotros, ¿cómo habéis pasado la Navidad?

¡Sed felices!

PD.: Para los que no lo sepáis, he abierto un nuevo blog. Se llama Teté Make Up. Por supuesto, su temática es completamente distinta la de este, os invito a todos a pasar por el, aunque entiendo que no a todos os guste. Mi idea es seguir con los dos blogs, en este seguiré posteando (con mayor o menor frecuencia dependiendo de mi nivel de inspiración) mis cosillas más personales, mis reflexiones y artículos, y en aquel podre mis cositas de maquillaje y potingueo.
Sé que he estado ausente últimamente e intentare pasarme más por aquí, aunque os cuente chorradas, porque os tengo abandonados, pero tampoco me quiero convertir en esclava del blog, así que dependerá de mis ganas, de mi inspiración, y de las cosas que tenga que contaros. Por cierto, muchas gracias a todos los que habéis preguntado por mí, os lo agradezco de verdad ^^.
Y nada más que deciros de momento, que me está saliendo una postdata más larga que la entrada. Que tengáis un muy buen año 2012, y, como siempre, ¡sed felices!

10 comentarios:

José M García dijo...

Feliz Año :-)

Gabriel Cruz dijo...

Pero qué bonito se ve Teté, de verdad que dan ganas de darse una vuelta por ahí sin importar si hace o no mucho frío ¡me gustó! y vaya que ir en estas fechas navideñas se ha de poner aun más interesante, como para hacerse de cacharros navideños para la casa jejejeje, lo que sí me ha friqueado es lo que comentas de los chocolates, aunque claro, ahora capto que quizá toda esa fama de la que se ha hablado, no ha sido mas que una campaña para hacernos comprar sus chocolates jejejejeje
Van apapachos, y la mejor de las buenas vibras para que todos tus deseos se hagan realidad Teté :D

Teté dijo...

José M: Feliz año a ti también ^^

Gabriel: La verdad es que era muy bonita la ciudad, una pena que sólo estuvimos 3 días. Los chocolates que están malos son unos que traje que ¡no son dulces! Son como chocolate salado que sabe a salami, o a chorizo, no sé, es muy raro. A lo mejor ahí es una delicatessen, pero a mí me gustan los chocolates dulces :$
Feliz año, van apapachos para ti tambien ^^

Raquel dijo...

hola guapa!!
gracias por comentar en mi blog!!
Bonita fotos!!
Besos y feliz año!!

Atonau dijo...

Guapa.... guapíiiiiisisma te vez en tu otro blog.... sinceramente no lo sigo por que de travesti, nada de nada, que si no me apuntaba.... aun que tal vez lo haga, solo para ver tus ojos.... aunque me hacía que usabas lentes....
Algún día podré ir a las tierras de mis ancestros: Ecija por lado paterno y Koenigsberg por lado materno... para estudiar aquello del Orgasmus o clavar una observaciones al clero el las puertas del Vaticano...

Teté dijo...

Raquel: Gracias a ti, guapa!

Atonau: Si que uso lentes, pero, claro, para que se vea bien el maquillaje de ojos, tengo que quitármelas :)

Bonifacio Bombaredonda dijo...

Mejora usted como narradora, amiga Tete. Felicidades por esta excelente crónica de la moderna Germania.
Comió muchas salchichas y trasegó muchas cervezas o prefirió mantener la linea paseando en un bicicleta de alquiler?...
Besos!

Teté dijo...

Bonifacio: Muchas gracias ^^ Comí muchísima carne, con mucha salsa. Cerveza una poquilla, y también el Gluhwein (creo que se escribe así) que es un vino que se tona caliente, especiado y afrutado (¿como una sangría con canela?), que además de estar muy buena, sentaba muy bien, con el frío que hacía y el dolor de garganta que tenía.
Lo de la bicicleta va a ser que no, porque no sé montar (¡Hala! Ya lo he dicho, ¡lapidádme!).

Bonifacio Bombaredonda dijo...

Mecachis, no hay que lapidar a nadie por eso!... Nadie es perfecto, que diría aquel.

Kericolo dijo...

Feliz Año Teté, veo que te lo has pasado genial por las Alemanias, bonitas fotos¡¡ Un saludo grande y un beso