miércoles, 30 de junio de 2010

Mierda de verano

Mierda de verano. No sé en qué momento empecé a odiarlo. Antes me gustaba. Supongo que era porque dedicaba mi verano a tocarme los huevos, leer, ir a la piscina y en ocasiones a la playa. Este verano, sin embargo me toca trabajar y estudiar, vamos, lo que llevo haciendo todo el año. Y toda la gente me hace las dos preguntas que más me tocan los huevos:

“¿Qué tal los exámenes?”
“Ah, ¿pero no tienes vacaciones?”

Mal, los exámenes mal, y no, cojones, no tengo vacaciones, no sé cuantas veces lo tengo que decir.
No solo eso, mi novio me abandona. Se va a unas excavaciones en Cuenca. No le envidio, en absoluto, porque pasarme 7 horas picando piedras al sol no me llama demasiado. Pero me abandona. Me deja sola. ¿Y yo que hago para no aburrirme? Estudiar y trabajar.

4 comentarios:

José M dijo...

jajaja ... ains ... bueno paciencia paciencia no queda otra :-( ... por cierto dos preguntas ... ¿Qué tal los exámenes? ¿y para cuándo las vacaciones? :-P

Gabriel Cruz dijo...

Auch!, ni qué decir igual esta un servidor que ve como todo el mundo sale de vacaciones mientras uno tiene que estar aquí en el trabajo... igual ni tengo plata para salir, ya ni qué :(

Humor sobre nada dijo...

bueno... no queda de otra... fuerza y suerte!!

Teté dijo...

¡Y encima ya han empezado las rebajas! No lo digo por ir de compras, lo digo por aguantar señoras estupidas en mi tienda :S