jueves, 29 de julio de 2010

La religión y yo

El hombre creó a Dios a su imagen y semejanza.

Desde que el hombre aun vivía en las cavernas este se ha preguntado el porqué de las cosas. Esa curiosidad fue el origen de la ciencia. Y la insatisfacción de esta curiosidad fue el origen de la religión. 

Me explico. De todos es sabido que la primera “divinidad” fue el Sol. Aquella bola de fuego que salía de forma regular por el horizonte, que nos ofrecía luz y calor, y que hacía que nuestras cosechas crecieran fuertes. 
No se sabía por qué salía todos los días. No se sabía por qué daba calor y luz. Solo se sabía que era bueno. Cómo no adorarle.

Y el hombre atribuía todo lo que no podía entender a Dios (o a lo que por entonces era el concepto de Dios). Si alguien moría, Dios se lo había arrebatado, se había ido con Dios. Si ocurría alguna catástrofe, pongamos por ejemplo un terremoto, había sido causa de la ira de Dios, ha sido porque Dios así lo ha querido.

¿Os empieza a sonar? Si, somos iguales al hombre de hace 10.000 años. No hemos cambiado mucho. Todos hemos oído a alguien decir alguna de esas expresiones, y otras muchas otras relacionadas. Y eso que ya es posible saber por qué muere la gente, y sabemos que es lo que causa los terremotos. Entonces, ¿Por qué seguimos con la religión? ¿Por qué nos hemos quedado atrasados?

La ciencia no consigue avanzar si la gente sigue atribuyendo ese tipo de fenómenos a Dios. Porque aunque se conozcan esas respuestas, ¿de qué sirven si la gente no es consciente de ellas?

Yo os diré quién es el culpable de esto: La Iglesia.

No tengo nada en contra de aquellos que creen en Dios. Pero he de decir que si que tengo en contra de aquellos que se aprovechan de esa fe. Quede constancia que yo hago distinción muy clara entre fe o religión e Iglesia. Secta mayoritaria la he oído nombrar. Y no va del todo desencaminada esa descripción. Al fin y al cabo se aprovechan de la fe de las personas.
Venden algo que no dan. ¿Cómo se llama eso en términos legales? ¿Fraude? ¿Estafa?

Yo hice la comunión aunque no creo en Dios. La hice por “presión familiar” por parte de la familia de mi padre. Iba todos los sábados por la mañana a catequesis y todos los sábados veía al mismo mendigo pidiendo algo de comida frente a la iglesia. Y veía como la gente salía de misa y ni le dirigía la mirada. La bajaban. Vergüenza. Y con razón. Y mientras tanto el Papa comiendo con cubiertos de oro. ¿Dónde está la ayuda al prójimo?
Y la Iglesia despotrica contra los ateos. Cómo no, es la competencia. Yo solo sé que mi madre, atea también, siempre le daba algo.

Perdónenme aquellos que se sientan ofendidos por mis palabras, pero es esa la imagen que tengo de la Iglesia. Veo al Ratzinger y en mi mente inmediatamente aparecen por detrás unos cuernos y una cola demoniaca.

Volvamos a la pregunta ¿Por qué nos hemos quedado atrasados? ¡Ay! No me quiero meter con lo que ocurrió en la Edad Media, con la Inquisición. Solo hay que mirar en el presente.

En filosofía, en el bachillerato, surgió una vez la discusión de por qué a los niños se les bautizaba antes de que tuvieran poder de elección. Decía mi profesor, que era muy religioso, que como iban a poder elegir. Que si se les ha dado una educación cristiana elegirán ser bautizados, mientras que si se les da una educación laica no podrán elegirlo, porque no lo conocen.

Yo, sin embargo, propongo una cosa: hagámoslo. Eduquemos a la próxima generación de forma laica. Contemos después cuantos de esa generación son creyentes. ¿Ninguno? A lo mejor es porque Dios ya no es necesario. La ciencia nos da ya todas las respuestas. ¿Por qué no lo desechamos? ¿Por qué no nos deshacemos de toda religión?

Y en ese momento acabará el negocio de la Iglesia. Por eso bautizamos a los niños antes de puedan elegir. Para que el Papa siga viviendo como vive. ¿Y cuáles son las consecuencias? Incultura. Dejamos de preguntarnos el por qué de las cosas, porque Dios lo es todo y no hay mayor verdad que Dios. Si no hacemos preguntas no hayamos respuestas. No hay ciencia. Y la ciencia no es más que sabiduría. Son sencillamente incompatibles: ciencia y religión, la eterna lucha… sabiduría e ¿incultura?

PD.: A lo mejor he sido muy atrevida con esta entrada... ya sabemos que es tabú meterse con la Iglesia. Pido disculpas por quienes se sientan ofendidos. En mi defensa diré que esto no es más que una opinión, una más como podría ser de cualquier otra persona. Podéis tenerla en cuenta o no. Yo sólo me expreso. Entiendo y respeto las opiniones de los demás, así que espero que entendáis y respetéis las mías. No pretendo ni mucho menos que penséis igual que yo, solo que me déis la oportunidad de expresarme. Y gracias a aquellos que hayan leido hasta aquí. Y ante todo...

¡Sed felices!

7 comentarios:

Humor sobre nada dijo...

Opino muy similar a ti, pero con unas pequeñas diferencias. Creo que la gente, lo que debe dejar atrás, para darle paso a la ciencia, es a la iglesia más que a la religión católica en sí. La jerarquía es la que hay que eliminar, porque si te pones a analizar a ese grandioso libro de ciencia ficción , llamado Biblia, en el fondo tiene muy buenas enseñanzas... el problema es que el 90% de los que se nutren con ellas, no las utilizan.

Pienso que Dios existe, y claro, como dices tú, es algo que no puedo explicar. Yo pienso que Dios es la energía que inició todo lo que llamamos vida, pero jamás lo he relacionado con el Dios cristiano (ese que castiga con diluvios y deja que algunos curas sigan cometiendo abusos a menores, y no creo que esa creencia deje a un lado mi interés por la ciencia, solo pienso que la gente debe reconocer que va a la iglesia para salvarse ellos mismos. Van porque le temen a Dios, y no porque ayuden al prójimo. Creen que yendo a misa, engañan a su Dios. Ilusos... La humanidad está llena de ilusos.

Saludos!!

Teté dijo...

Humor: En cuanto a la Biblia, me parece que todo cristiano que se haga llamar como tal deberia, por lo menos, leerse la Biblia. Ya no digo estudiarla. De hecho, yo he pensado varias veces en leermela para entender mejor el cristianismo.

Por otro lado, el problema que tienen los cristianos mas conservadores es que se cierran a otra explicacion fuera de la religion que ellos profesan. Me referia a ellos sobre todo en la entrada. Y es que hay que tener en cuenta que la Biblia ess un libro de hace 2.000 años, que intenta explicar las cosas, pero la ciencia avanza, y ciertos capitulos de la Biblia quedan "desfasados", y no hay que cerrarse en ellos. Es el problema que mucha gente tiene.

Que cada uno crea en lo que quiera. Mucha gente cree porque les hace sentir mas seguros. Pero deben tener en cuenta tambien que no todo es como en la Biblia, estar abiertos a cosas nuevas, tener, en definitiva pensamiento critico: tener en cuenta varias opiniones (por ejemplo: biblia vs ciencia) y quedarse con que mas plausible parezca.

Me parece muy bien que tu seas asi: tienes tus creencias, pero no te cierras a la ciencia. Al fin y al cabo el cientifico mas grande de todos los tiempos creia en Dios. Oi una vez que "cuanto mas estudias, mas consciente eres de la existencia de Dios". No creo que la religion y la ciencia deban estar separadas, mas bien al contrario, que gente como tu crea en Dios y en la ciencia.

Humor sobre nada dijo...

Si. pienso que estas en lo correcto. y pienso muy similar a ti.

Gabriel Cruz dijo...

Bien lo haz dicho teté, la beneficiada en todo estos son las religiones, y no sólo la católica, muchas más que se aprovechan del poder que le dan sus feligreses para poder decidir cómo administrar la existencia, los bienes y el destino de muchos.
Al final, como que los seres humanos estamos atados a tener que creer en algo, ya sea que nos lo diga un religioso o un científico, quizá nunca seremos libres :(

Teté dijo...

Gabriel: Hombre, la diferencia entre el cientifico y la religion es que es cientifico te fundamenta la respuesta. Es decir, el metodo cientifico, a grandes rasgos, dice que solo se tomara una hipotesis como cierta si esta está bien fundamentada. Sin embargo esta sera totalmente refutable, es decir, que si despues se formula otra hipotesis mas valida que la anterior, que la sustituya, se tomara esta ultima como cierta.

Por eso creo en la ciencia, me parece mucho mas racional, y siempre puedes ir al documento cientifico que apoya una hipotesis. Y el hecho de que simplemente no se cierrre, no se estanque en una hipotesis, sino que es un continuo cambio, es lo que hace que la ciencia avance.

Sin embargo siempre hay alguien que se beneficia: si la ciencia no se extiende entre la gente de a pie, siempre puede haber alguien que se aproveche de esa ignorancia, pongamos como ejemplo las farmaceuticas.

cecilia cisneros arenas dijo...

Teté, hace poco descubrí tu blog y siempre espero encontrar una entrada con la que me sienta identificada para comentar, la encontré, pienso exactamente igual que tú. Ahora no, porque tengo quince años y no voy a seguir la moda del bombo en la tercera regla, pero cuando tenga hijas/os no los bautizaré, que decidan ellos, una responsabilidad menos.
Por cierto, magníficas todas las entradas que he ido leyendo.

Teté dijo...

Muchas gracias Cecilia, por seguir este blog ^^
Yo tampoco bautizare a mis hijos, desde luego, de hecho estoy pensando en apostatar (abandonar la Iglesia)...