miércoles, 28 de julio de 2010

Mi viaje a Santander- 2ª Parte

A petición de Álvaro hago la segunda parte de mi viaje a Santander con los detalles que no he dado (no, no me refiero a los sexuales, guarros).

En fin, lo del gato. Ahí estábamos a 140 km/h cerca de Palencia. De repente vi claramente un gatito gris y blanco (pobrecillo :-( ). Pasó por debajo de nuestra rueda delantera izquierda. Cuando paramos en la siguiente gasolinera lo vimos. Al gato no, el destrozo que nos hizo en el coche. Se jodieron todos los bajos y se fue la rejilla. En fin, habrá que ir al taller próximamente.
No es la primera vez que Álvaro atropella algo, pero esto es lo más grande hasta ahora. Ya atropelló a un gorrión y a un búho en ocasiones anteriores. Pero el gato fue el único de este viaje. Bueno, el único no, cayeron millones de mosquitos.

¡Y qué decir de Santander! Es precioso. Yo ya había estado una vez, hace mucho tiempo, pero Álvaro nunca había estado. La verdad es que no nos dio mucho tiempo a verlo bien. Pero ya digo que de verdad mereció la pena ir. Y el hotel estaba muy bien. Un apartamento grande con salón, habitación, baño y cocina. Robé un rollo de papel higiénico.

Y la excusa para ir a Santander no era solo darme unas minivacaciones. Íbamos para ver a un nutricionista para Álvaro, contacto de su madre. Un hombre un poco raro. El doctor Delgado, nutricionista. El mejor apellido para ser nutricionista, ¿verdad? Pues cuando empezó a hablar del cosmos o de yo que sé qué, ahí me perdí. Un bonito despacho con libros del tema cósmico… todo un poco chungo. Y cuando Álvaro me miró con una sonrisa de oreja a oreja convencido de lo que le estaba diciendo el señor ese me quedé completamente bloqueada. ¡Oh, Dios mío! ¡Nooooooo! ¡Le ha lavado el cerebro!
En fin, al menos salió gratis.

No sé si me convence del todo lo de que Álvaro se ponga a dieta. Porque eso quiere decir que yo me pongo a dieta. Y al final yo seguiré la dieta y el no. Y yo ya como suficiente verdura, ¿Qué más a dieta me quieres poner? ¿Me alimento del aire? ¿De la luz?

También es verdad que en Santander comimos muy bien. La comida del domingo consistió en un delicioso y abundante menú en un restaurante cerca de la playa. Comí paella y cordero, y de postre tarta de mazapán. Muy rico. ^^
Y la cena fue a la luz de la luna llena, con vistas directas al mar. Todo un lujo, vamos. Creo que ya dije lo que comí.

En fin, esta cena fue en la misma playa donde fuimos por la tarde (la playa de la Magdalena). Donde Álvaro se quedo absorto mirando las tetas de otras. Si. Lo único malo que tenía esa playa era que había demasiadas chicas jóvenes y con las tetas más grandes que yo haciendo topless.

En fin, sí que me ha cundido el viaje, ¿eh? A ver cuando se repite.

¡Sed felices!

8 comentarios:

Humor sobre nada dijo...

jajaj delgado es el apellido ideal... y buen, lo del cosmos... mmm.. no tiene mucho que ver, pero bueno.. cada un con su tema jaja.

Saludos!!

Gabriel Cruz dijo...

jajajaja anda tete, y dale con el tema de lo sexual, jajaja...
iuch! mal plan con lo del gato ¿se habrá salvado usando alguna de sus 9 vidas? :P. Sí que es divertido lo que comentas del nutriólogo, su nombre y el que le haya lavado el cerebro, se me hace que no estaría mal tomar algun curso de esto último, para vender bien nuestros servicios, que mira que estos tíos tienen la habilidad de venderle hielo a los esquimales, caray...
Me ha agradado lo que haz platicado del viaje a santander, totalmente convencido de visitarlo para cuando vaya a españa... un día de estos :D ¡¡abrazos!!...

Teté dijo...

Humor: yo tampoco encuentro la conexion, pero, ¿sabes que hay gente que se alimenta de la luz? A mi me huele a secta...

Gabriel: no no se salvo :( al menos fue rapido e indoloro, o todo lo indoloro que puede ser un atropello. La verdad es que Santander es precioso, pero no como Madrid :P

Humor sobre nada dijo...

si, lo sé... una vez vi un programa donde hablaban de asesinos y sicópatas, donde hablaban de un tipo que se sentaba horas a contemplar el sol, mirandolo directamente porque pensaba que le daría poderes mágicos.. finalmente quemó sus retinas ...

Humor sobre nada dijo...

bueno, el hizo muchas cosas malas jaja pero no las recuerdo... solo me acuerdo sobre lo del sol...

Teté dijo...

Jajaja, no me extraña que se las quemara... hay gente rara y luego esta lo de ese tio XD

Anónimo dijo...

debian ser enormes esas tetas de la playa si eran mas grandes QUE TU! jajajaja. Ademas tu tambien hiciste topless y eras la mas joven por ahi...

En cuanto a atropellos, tambine he atropellado varias ratas voladoras (palomas) y algunos sapos. y el gorrion no era un gorrion, si no mas bien un avion/golondrina.

Teté dijo...

con las tetas mas grandes que las mias. me parece que se entiende. y tenia que hacer topless para que dejaras de mirar a las tias esas.